Cultura y Banco de la Republica

El Banco de la República se empodera del pasado y presente de la cultura cordobesa y del Caribe; el emblemático edificio es ahora el nuevo punto de encuentro para la investigación e inspiración de los cordobeses. 

Por: Vaneza Pérez Osorio (*)

El sol resplandecía sobre las calles de Montería mientras caminaba hacia un lugar que había estado esperando visitar hace algunos días: la nueva biblioteca del banco de la república. El edificio, de arquitectura un poco contemporáneo sin dejar atrás su esencia algo antigua estaba justo frente a mí, era el momento de sumergirme en el mundo del conocimiento y la cultura. Al cruzar sus puertas me causó mucha impresión ver un hermoso y gigantesco cuadro que representa la región sabanera, la cultura bovina, el sombrero vueltiao y el folclor que enorgullece a los cordobeses, maravilloso recibimiento…

El interior lo visualizo como un refugio acogedor y tranquilo donde el ajetreo del corazón del comercio en Montería parecían desaparecer después de cruzar las puertas. Los espacios un poco modernos se mezclaban con la calidez de las estanterías donde estaban los libros, era un lugar que incitaba mucha curiosidad, atención y reflexión.

Pero esto no fue siempre así, para tener este lugar maravilloso y lleno de conocimiento hoy se tuvo que pasar por un proceso; Anteriormente el edificio del banco de la republica funcionaba como una casa de cambio por ventanilla, donde una gran parte de personas comerciantes utilizaban los servicios de cambio de monedas por billetes o billetes en deterioro por unos más nuevos o en mejor estado.Este servicio estuvo en función hasta el día 4 de marzo de 2022, cuando tomaron la decisión de transformarlo en una biblioteca, siendo esta el único centro de documentación regional e investigaciones de nuestro mágico departamento gracias a la donación de Orlando Fals Borda, entregando un tesoro a este lugar: sus investigaciones.

La biblioteca del banco de la república no solo promueve la lectura, sino también el dialogo cultural, tienen temporadas donde se celebran eventos literarios, encuentros culturales, conferencias y talleres que reúnen a la comunidad en torno a la literatura, la cultura, el arte y la historia. Estas actividades fomentan el intercambio de ideas e impulsan el interés cultural en nuestra ciudad. Esta biblioteca es especial no solo es un espacio para la lectura solitaria, también promueve el dialogo y la unión entre personas habitantes de Montería, creando espacios de sensibilidad social con nuestro entorno y del mismo modo fomentando valores que solo se fortalecen con el dialogo intercultural.

En el segundo piso puedo observar muchos puntos que cautivan mi atención, tanto así que parece que este lugar tiene magia, hay una sección llamada Sala infantil, es una minibiblioteca para niños con libros acordes a ellos, mesas y sillas pequeñas, paredes con ilustraciones animadas y educativas, todo este espacio adecuado especialmente para su edad; en el lugar hay una persona encargada especialmente de atender cualquier inquietud o necesidad de los pequeños.

Al caminar por la segunda sala ubicada también en el segundo piso, veo estanterías llenas de libros de todo tipo de literatura, especialmente una donde están ubicados las investigaciones, algunas de nuestra Córdoba antigua, leí la parte de un libro que no recuerdo el nombre donde decía “El Sinú es Sinú por quienes lo cuidan” esto me llevo a reflexionar que todo lo que tenemos en nuestro entorno está porque se cuida y se valora, para que algo se mantenga tiene que tener dolientes y si no los tiene , se acaba, se deteriora, eso pasa con el rio, las personas, los libros, la vida…sin duda alguna este lugar transporta.

Los espacios son tan agradables y acogedores garantizando que la experiencia sea cómoda, y puedas estudiar o leer a gusto; más adelante encontré lo que sería el lugar para investigaciones en la web, distintos computadores disponibles para que el acceso a la información sea más completo.

Me sorprendió ver la sala de lectura llena de personas de edades distintas, jóvenes, adultos y personas muy mayores, cada uno sumergido en su propio mundo de conocimiento.

Una de las cosas que me llamó mucho la atención son los servicios con los que cuenta esta biblioteca, al ser pública es de fácil acceso, cualquier persona puede ingresar de forma gratuita, y tienen una variedad de programas educativos que hacen que el conocimiento esté al alcance de todos sin importar su estrato o condición económica, sin duda alguna uno de los pocos lugares sin diferencias sociales.

Toda persona que ingrese tiene la oportunidad de leer o estudiar sin límite de tiempo siempre y cuando este dentro del horario de atención, también cuentan con el servicio de préstamo externo donde se tiene la posibilidad de llevarte uno o varios libros para tu casa registrándose en la biblioteca y haciendo un acuerdo de devolverlo en un determinado tiempo, también si estas en otra ciudad y ya estas registrado, tienes la posibilidad de prestar en libros en cualquier lugar donde haya un punto de biblioteca banco de la república. Esto refleja el deseo de ser una esperanza educativa para comunidades, y trascender a nivel nacional.

Sin embargo, de esta posibilidad y oportunidad educativa surgió una necesidad, ya que gran parte de personas comerciantes se quedaron sin el servicio de cambio por ventanilla, y se han visto obligadas a tener que buscar este servicio en ciudades aledañas a Montería siendo el banco de la república el único lugar en Montería que brindaba este servicio.

Del mismo modo surge la duda del destino de los trabajadores que quedaron sin empleo en consecuencia del cambio de banco de la república a biblioteca cultural, y aunque son reservados en el tema del personal es lógico que las personas que quedaron trabajando fueron las que contaban con las capacidades y aptitudes pertinentes para laborar en una biblioteca.

Dentro de las remodelaciones que se hicieron en el edificio para adecuar la biblioteca fue adecuar las instalaciones para personas con discapacidades como visuales, auditivas, y limitaciones para desplazarse, por eso uno de sus cambios significativos en remodelación fue nivelar la entrada a la biblioteca con la calle principal para que las personas con difícil movilidad tengan la facilidad de poder entrar.

Mientras Elías el coordinador de la biblioteca me contaba todo esto sentí una felicidad enorme, eso indica que hay un avance en nuestra ciudad pensado en mejorar para quienes realmente necesitan esa inclusión en la sociedad.

Este acogedor lugar queda a conocimiento de la comunidad, a disposición del que quiera sumergirse en la magia que nos brindan los libros, un espacio para todos que desde el 15 de julio de 2023 abrió sus puertas y le apostó a la educación y la cultura en nuestra región gracias a la conmemoración de los 100 años del banco de la República.

Ahora el deber es del ciudadano Cordobés, cuidar, valorar, pero sobre todo aprovechar la oportunidad de ser parte de un mundo sin límites, donde la imaginación y actitud son los únicos requisitos.

(*) Estudiante de IV semestre del Semillero Reporteros Unisinú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.